• Errores que se deben evitar al declarar el IRP
Artículos:

Errores que se deben evitar al declarar el IRP

05 marzo 2020

La presentación extemporánea, desconocimiento de cambios normativos, interpretación incorrecta de las normativas aplicables y documentación incompleta, son algunos de los errores que los contribuyentes usualmente comenten al momento de preparar la liquidación del impuesto.

En nuestro día a día, como personas podemos cometer algunos pequeños errores que a nivel económico muy probable no tenga una incidencia, sin embargo, cuando se trata de temas tributarios, estas equivocaciones no resultan temas menores, ya que esto muy a pesar nuestro, podrán ocasionar onerosas sanciones, que en el menor de los casos sería una multa por contravención, además de los correspondientes intereses y recargos, aplicados por parte de la SET.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para los contribuyentes del IRP del año 2019 que deben presentar sus declaraciones de renta en este año 2020, “son aplicables las reglas de liquidación contenidas en la Ley Nº 4673/12 y su Decreto reglamentario Nº 359 del año 2018, por lo que las disposiciones establecidas en la Ley Nº 6.380/2019 “DE MODERNIZACIÓN Y SIMPLIFICACIÓN DEL SISTEMA TRIBUTARIO NACIONAL” aún no serían tomadas en cuenta para el periodo fiscal 2019.

Entre los errores más frecuentes se encuentra el desconocimiento de los cambios normativos que año a año se deben considerar, ya que no es lo mismo la liquidación del impuesto practicado en los años anteriores al decreto del 2018 y lo que hoy se tendría que tomar, para lo cual es vital asesorarse por un profesional apto para su preparación. Además, el hecho de no conciliar la información reportada con lo declarado en el Formulario 104, hará necesariamente que se incurra en declaraciones juradas rectificativas de este impuesto.

Otro error común es detraer de su renta conceptos no procedentes; el no apropiar correctamente los gastos e inversiones afectados de manera directa o indistinta a ingresos gravados, no gravados y exonerados por el impuesto, como así también confundir con otros impuestos el criterio de registro de los ingresos, costos, gastos e inversiones en los libros impositivos, recordando que en el IRP se aplica el criterio de lo percibido y lo efectivamente pagado, respectivamente. También es un error no contar con la documentación completa de la operación declarada a la hora de prepararla o al momento de entregarla al profesional que lo apoya en su preparación.

Específicamente en el tema de impuestos, es importante considerar que la mayoría de esos errores se pueden evitar, siendo diligente y apoyado por expertos que pueden asesorar en estos temas de importancia, minimizando esfuerzo y economizando tiempo y dinero.